jueves, 25 de abril de 2013

Mi primer enfrentamiento con el staragrdt


Para mí el stargardt ha sido una aventura en la vida más que una enfermedad, Como toda jovencita romántica una enfermedad donde me viera languidecer era toda una novela rosa pero cuando el stargardt llego a mi vida a los 16 años, realmente no sabía que pasaba ni que tan grave era. Recordaba que nunca veía bien el pizarrón y que a cada rato molestaba a mi mama con la cantaleta “mama, no veo bien el pizarrón” y ella me lleva a la óptica donde el optometrista decía:
‘Su hija es algo nerviosita, le pongo una letra y no la ve y le pongo la misma después y la ve perfectamente, llévela al psicólogo.
Me hacía unos lentes y claro, nunca iba al psicólogo y nunca veía bien.
Al tener lentes nuevos y darme cuenta que mi vista no mejoraba, pensaba, sí le digo a mí mamá me va a decir que porque no pongo atención al escoger la graduación y me quedaba callada unos 6 meses y la cantaleta de nuevo:
“Mama, no veo bien”
Al cumplir los 16, sacaron las famosas computadoras que detectaban la graduación de manera automática, así que fuimos a hacerme lentes nuevos y aquí vino lo bueno:
-Su hija tiene un problema serio en los ojos, llévela  un oftalmólogo.
Y empezó mi ir y venir con muchísimos oftalmólogos que me ponían desde lentes con cristales de tan grande graduación que mis ojos bailaban y se cruzaban por en medio de mi nariz pero que no resolvían mi problema hasta los que me hacían un montón de estudios pero no decían que tenía.
Llegar a saber que tenía staragrdt con tal seguridad me llevo unos 25 años de vida , mientras deambulaba entre la retinitis pigmentaria y el staragrdt y muchos médicos que para la mayoría , yo era una chica ciega, loca y sordomuda como la canción de Shakira y peor aún :invisible.
_: Su hija no podrá jamás estudiar, trabajar ni hacer una vida normal, decían delante de mí como si yo no existiese.
Así que después de idas y venidas mi papa, que siempre h sido un gran padre, se sentó conmigo y me pregunto:
¿Qué hacemos? Te quedas en la casa y te cuidamos o deseas seguir estudiando?
Yo no me imaginaba sentada entre mi padre y mi madre, sin hacer nada, era una excelente estudiante así que dije: déjame estudiar, veamos hasta donde llego.
Ese día enterramos el stargardt, le dimos cristiana sepultura y en muchos años no se habló de él, era como un fantasma, ahí estaba pero no lo veíamos.
Termine la preparatoria con promedio de 10 que es la calificación más alta y me fui a la universidad, mi madre se sentaba conmigo, cargaba los librotes de administración y me decía:
Te los leeré una sola vez, e ti depende el resto.
Termine mi carrera con 9.82 y 4 especialidades, me titule y empecé a trabajar.
¿Qué si me costó trabajo? Como a cualquier persona, uno se hace mañoso y cuando quiere hacer algo se busca los medios, así que para mí no existen los: no se puede…. Para ti espero que tampoco.
Con cariño:
Liz, La Novia Cadáver 

2 comentarios:

  1. impresionANTE liz,el espiritu del esfuerzo y la perseverancia hacen al ser humano perfecto,aun teniendo limitaciones somos capaces de dar ejemplo a los que no tienen minusvalias,muy interesante tu vida resumida en tan poco espacio,saludos

    ResponderEliminar